Caballo de madera

Hay un caballo de madera.
Un balancín, de patas largas.
Con dos palitos a cada lado de la cabeza, plana, para agarrarse.
Está pintado de Beige.
La crin es roja y los rasgos, azules.
El niño se hamaca.
Lo adora.
Lo encuentra años después.
En una casa de antigüedades.
Lo renueva.
Un gran obsequio para su hijo.
Ahora.
Las imágenes.
La alegría.
El niño cae hacía atrás.
El padre se estira.
Se estira.
Se estiiiiira…