Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!

Mates

Ya casi no se hablaban así que decidieron separarse.
Pero, para evitar discusiones, acordaron repartir todo a la mitad.
Exactamente a la mitad.
Todo, hasta los mates.
Y para estar seguros de que tomaban la misma cantidad, no había otra que tomarlos juntos.
Así que allá siguen, compartiendo sus mates.
Uno para vos, uno para mí; uno para vos, uno para mí.
Y allí siguen, compartiendo todo.
Como toda la vida.