Desesperación

Caminaba, silbando.
Rumbo a mi trabajo.
El aire fresco
Salado del mar
Subía, refrescante.
Un cielo diáfano
El sol pleno.
El día, una promesa de amor de primavera.
Dos policías
Mujer uno de ellos.
Él pregunta:
Quién salta en un día como hoy?
Mis pasos se hicieron mas lentos.
Miré hacia atrás.
La mujer policía
Alta, gruesa,
Tenía los ojos húmedos.
Cruzados los brazos,
Una mano cubriendo su boca.
Frágil.
Supe que hablaban de una suicida.
No dudé
Supe que era mujer.
En la esquina tres policías.
Hablaban rígidos.
Seguí sus miradas furtivas.
Una cinta impedía el paso.
La explanada del edificio
Vacía.
Un cuerpo roto
Cubierto con mantas.
Volví la cabeza.
Uno de los policías.
Había llegado a su lado.
Con la cara gris.
Decía:
Del piso doce.
Desecha.
Bajé la vista.
Seguí caminando.
Ese fue un día gris.