El tiempo

“El tiempo es agua de deshielo” dice El Libro. Recién ahora Deldon tomaba real concienca de lo amargo de aquella alegoría. Pues cuando llega la primavera y disfrutamos las flores de la ribera, olvidamos que de la montaña y repentina baja el agua que, acumulada, puede barrer aquello que creímos siempre estaría allí.