Experimento Lorquiano

Y del ínclito maestro el camino he seguido.
Y tras pírricas batallas, el sosiego he conseguido.
No hallé en el descanso el ósculo querido,
mas si la yerma tierra de mis cultivos perdidos