La corona

Y llevé en mi piel la corona de mi reina.
Que reina mía era, mas su corazón…
Oh, su corazón!
Ese era plebeyo de otro que
Para ella, era rey…