Sobre los dioses

Pero algo había observado luego de que la verdadera juventud le abandonara. Los hombres creen en aquello que desean creer, en lo que necesitan creer y cada uno de ellos ve a sus dioses en función de la imagen que tienen de sí mismos. De las culpas que cargan y de los anhelos que los sumen en el insomnio; de aquello que aman mas también (y sobre todo) de lo que temen.

(extracto de Los ríos que bajaban de las montañas)